La primera multa de la historia fue a una velocidad ridícula

En 1896 se puso la primera multa de la historia por pasar los límites de velocidad. La multa fue por circular a 13 km/h.

Esto es debido a que en los primeros tiempos los límites de velocidad no podrían sobrepasar los 3 kilómetros por hora, cabe remarcar que los coches sí eran capaces de sobrepasar esa velocidad. En aquella época pensar en términos como un software de gestión de flotas era inimaginable.

Hablar de velocidad y decir 3 kilómetros por hora es un concepto que no terminamos de asimilar en los tiempos que corren. De esta velocidad se habla a finales del siglo XIX cuando el mundo del automóvil todavía estaba comenzando a ponerse en marcha y los vehículos se parecían en gran medida a los carros tirados por los caballos que a los coches que conocemos en la actualidad. Las ruedas se asemejaban más a las bicicletas que a las ruedas con las que estamos familiarizados.

Fue en 1896 cuando se puso la primera muta de velocidad fue a un coche “Arnold” que estaba circulando con su “Arnold Benz Motor Carriage” por Inglaterra, en Kent. Cuando un policía montado en bicicleta le paró y le sancionó con una multa. Lo curioso del hecho es que justo en ese mismo año el límite de velocidad máxima se amplió hasta los 24 kilómetros por hora.

Si te interesa el mundo del transporte, puedes haced clic aquí.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia